GUARDAESPALDAS DE RINOCERONTE

Liza Porcelli Piussi
Ilustrado por Paz Tamburrini
120 páginas
Novela – Informe
ISBN 978-987-35-0486-0
087-0404

Gracias a un juego de cartas, Rocío toma conciencia del peligro que corre la Tierra: el calentamiento global, los animales en peligro de extinción, la contaminación. Y decide dejar un informe en una botella para que, en caso de que el mundo se termine, quien lo encuentre pueda saber cómo empezó todo.

Nivel lector 4
Boleto violeta: Lecturas con experiencia

Entra a Libros Abiertos AZ, Literatura,
y accedé a la lectura de los títulos de la colección.

Disponibles por tiempo limitado.

LIZA PORCELLI PIUSSI

Soy Liza Porcelli Piussi. A los diez años le escribí una carta a Raúl Alfonsín, el presidente de mi país. En aquel tiempo no había Internet, por lo que la información que tenía me llegaba de lo que yo misma veía o escuchaba por ahí. Sin embargo, en mi carta, al presidente solo le hablaba de una cosa: mi preocupación por la contaminación. También desde chica, sentía dolor en el cuerpo si veía a alguien maltratar a un árbol. Para explicar la fascinación y el amor que los animales desde siempre me despiertan, debo decir que es algo con lo que nací. En resumen, no cambié casi nada. Lo que cambió es que hoy existe Internet y eso me permite preguntarme qué habría pasado si en mi infancia yo hubiera podido investigar libremente sobre la salud de mi planeta. Quizá de grande, en vez de recibirme de psicóloga, hubiera estudiado Veterinaria. Pero ¿y de chica? ¿Qué hubiera pasado? La respuesta puede que la encuentren en esta novela.

PAZ TAMBURRINI

Hago dibujos desde que tengo memoria. Desde muy chico mi mente estuvo poblada de seres fantásticos, y descubrí que el dibujo era la manera de traer ese universo imaginario a la realidad. 

La literatura, las películas, la observación de la naturaleza y el trabajo de diferentes artistas ayudaron a que esa población creciera hasta el día de hoy. Más adelante me di cuenta de que solo con la imaginación no era suficiente, así que me ocupé de mejorar la técnica y practicar para trasladar de la mejor manera posible las ideas al papel. Estudié en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y a partir del año 2006 comencé a colaborar con editoriales de Argentina y de otros países. Actualmente me dedico a ilustrar libros para niños, jóvenes y adultos, y a las artes visuales en general. Es una actividad fascinante y complicada al mismo tiempo, porque además de mi trabajo, es un medio de expresión único con el que puedo identificarme y materializar lo que imagino.

MÁS DE ESTE TÍTULO

Registrate para acceder a los recursos docentes y conocé el Boleto extra en cada título.